Aluminio

Este es un material ecológico, uno de los más abundantes en el planeta, de ahí que sea muy común su uso en muchos de los objetos que usamos a diario.

VENTAJAS DEL ALUMINIO

Entre sus puntos fuertes podemos destacar una gran resistencia a las sustancias químicas y a las altas temperaturas, lo que lo hace muy duradero, además de ser muy ligero y fáciles de mantener.
El aluminio además permite aplicar distintos tipos de acabados según el gusto del cliente. Incluso, en el caso de que estés pensando en instalar ventanas de aluminio en una casa cercana al mar, no tienes que preocuparte de la corrosión ya que a las ventanas de aluminio se le puede imprimir un lacado marino que evita el deterioro producido por la acción del salitre.
Una de las mayores cualidades de utilizar aluminio es su estética. Y aunque sea habitual la opinión de que las ventanas de aluminio no ofrecen un buen aislamiento térmico la colocación de un plástico entre el marco interno y el externo (lo que se conoce como RPT – rotura del puente térmico) creará el aislamiento un buen aislamiento térmico, sobre todo en países como España, en donde las temperaturas no son extremas.

Gracias al proceso de anodizado garantiza la correcta adherencia de la pintura e impide la corrosión parcial o total de la perfilería. Así,el producto es más duradero, no se deteriora ni se deforma.

Por los estudios y avances realizados, el aluminio es una garantía contra la humedad, el sol y cualquier incidencia metreológica. Soporta la radiación solar y en caso de incendio no desprende sustancias nocivas para la salud.

Gracias a los más amplios avances tecnológicos y unido a su logereza, el aluminio permite la adaptación rápida y sencilla a cualquier tipo de obra y responde a cualquier tipo de necesidad arquitectónica.

El aluminio se adecua fácilmente a cualquier tipo de espesor de vidrio, puediendo así ofrecer un aislamiento térmico y acústico adecuado a las necesidades de cada hogar o local. Logra así adaptarse a cualquier requisito legal.