Estudios de ahorro energético

La mejora del aislamiento térmico de un edificio puede suponer ahorros energéticos, económicos y de emisiones de CO2 del 30% en el consumo de calefacción y aire acondicionado, por disminución de las pérdidas.

El CTE (Código Técnico de la Edificación) prevé ya la mejora de la envolvente térmica de los edificios para obra nueva y grandes renovaciones.

El problema es que existe un importante parque de viviendas antiguas con muy malos aislamientos en las fachadas. El objetivo es reducir su demanda energética en calefacción y refrigeración, mediante la aplicación de criterios de eficiencia energética en la rehabilitación de su envolvente térmica.

Con el objeto de favorecer la renovación se indican como mejorar de diversas formas la carpintería exterior de las viviendas.

Resumimos aquí los resultados del IDAE, en su Guía Técnica para la Rehabilitación de la Envolvente Térmica de los Edificios. Soluciones de Aislamiento con Vidrios y Cerramientos.

Se describen diferentes situaciones en función de los distintos puntos de partida y los beneficios alcanzados según las soluciones de rehabilitación llevadas a cabo. Como se puede apreciar, el máximo ahorro se consigue cuando se combina carpintería de PVC con vidrio bajo emisivo.

Conclusión IDAE

Hoy por hoy y dados los valores de transmitancia térmica de los marcos y su capacidad para alojar espesores elevados de cámara, las carpinterías de PVC de tres cámaras dotadas de UVAs que incluyan vidrios de baja emisividad constituyen los cerramientos con mejor comportamiento térmico, sin descartar series de perfiles de otros materiales que presenten igual U.