PVC

En 1912, Fritz Klatte descubrió los principios básicos para la producción industrial de PVC. Sin embargo, la producción masiva de esta materia sintética que se obtiene de la sal y petróleo comenzó en 1938, cuando se vio con más claridad las inmensas utilidades de este material.En el descubrimiento de este producto se encuentra la base de toda una industria y una tecnología sintética. El PVC se ha impuesto como material de construcción en todo el mundo, sus cualidades excepcionales de resistencia y durabilidad (una ventana de PVC es imputrescible), convierten al PVC en la mejor opción para la fabricación de puertas y ventanas tanto de interior como de exterior.

Para el consumidor, es un material idóneo, no necesita prácticamente mantenimiento, es resistente a los golpes y es estable a los rayos ultravioletas.
Para el profesional, el PVC permite tener perfiles que se adaptan a todos los contextos, formas, curvas y colores.

VENTAJAS DEL PVC

Las ventanas de PVC como solución ecológica

Para hablar con propiedad de Sostenibilidad, refiriéndonos a un producto de construcción como las ventanas, tenemos que hablar en referencia al ciclo de vida completo de los materiales que las componen. Desde la extracción de los mismos, pasando por el transporte a la planta de elaboración, la producción del material, fabricación de la ventana, vida útil de la ventana instalada en el edificio (50 años en el estudio mostrado), desconstrucción de la ventana, y reciclado.

Analizando dentro de este ciclo de vida los dos factores fundamentales, el consumo de energía necesario (Kwh.) y las emisiones de CO2 (Kg.), los resultados de los materiales más usualmente utilizados en nuestro mercado se reflejan en la tabla de abajo.

Las ventanas de PVC como ahorro de energía

Hoy en día es necesario ahorrar energía y reducir las emisiones de CO2 por el bien de todos, pero dicho ahorro no es sólo beneficioso para el planeta, sino también para nosotros, ya que como veremos en el cuadro inferior, podemos llegar a ahorrar hasta 439 euros al año instalando ventanas de PVC.
El consumo doméstico representa el 17% del total de la energía consumida en España. Nosotros podemos reducir un 30% ese consumo energético mejorando el aislamiento de las paredes y ventanas de nuestra vivienda.
El siguiente cuadro refleja la energía que podríamos ahorrar sustituyendo nuestras ventanas por otras con un mayor aislamiento térmico.

Las ventanas de PVC como calidad de vida

Confort es mantener la temperatura ideal en el hogar, independientemente de la época del año y de la temperatura exterior de nuestra vivienda. Confort es dejar los ruidos molestos fuera de su vivienda. Y confort también es saber que estamos protegiendo al medio ambiente, reduciendo las emisiones de CO2 y el efecto invernadero.

Pero no sólo eso, las ventanas de PVC le ofrecen una serie de ventajas adicionales que le harán mejorar su calidad de vida, ya que además del ahorro económico y de la mejora del aislamiento acústico, las ventanas de PVC le permiten olvidarse de su mantenimiento durante toda su vida útil, que es de unos 50 años. Y tampoco tendrá que preocuparse por las condensaciones en el interior de las ventanas, evitando así las diferentes patologías negativas en la vivienda asociadas a las mismas.

Ventajas ventanas PVC

Cada día más personas escogen ventanas de PVC para sus hogares debido a las enormes ventajas que ofrecen respecto a otros materiales. El PVC tiene una duración de más de 50 años, es un aislante térmico y acústico, es ligero, es impermeable al agua, y también destaca por su dureza. Por si fuera poco, las ventanas fabricadas con PVC no requieren mantenimiento. En definitiva, el PVC es un material idóneo para la fabricación de puertas y ventanas.

El PVC está compuesto de forma mayoritaria por sal, en concreto un 57% del PVC es simplemente sal, lo que lo convierte en una material poco dependiente del petróleo, además puede ser completamente reciclado. Otra ventaja medioambiental del PVC es que debido a su capacidad aislante ayuda a reducir las emisiones de CO2 causantes del efecto invernadero.

Para los que piensen que que un producto así debe ser caro, debemos decir que otra de sus ventajas es el precio, ya que la instalación de una ventana de PVC es sensiblemente más económica que una ventana de aluminio de características similares.